viernes, 30 de octubre de 2015

Palacio de Knossos muy cerca de Heraklión

A pocos minutos de Heraklión, la capital de Creta,  está el Palacio de Knossos en donde Enrico escuchó que se había creado la leyenda del Minotauro, cogió su cámara y entre medio de la gente pudo fotografiar estas maravillas.

Fuente de los Leones en el centro de Heraklión- Creta, en la antigüedad la gente del pueblo bebía de sus aguas.



Palacio de Knossos, representación del toro.

"A comienzos de la Edad del Bronce, en la antigua Creta floreció una civilización con carácter propio, acaso la primera civilización avanzada de Europa; conocían ya una escritura jeroglífica que aún no ha podido ser interpretada. Protegidos por el mar y las escarpadas costas, los habitantes autóctonos, de origen asiático, crearon un comercio floreciente y sus barcos surcaron todo el Mediterráneo. En busca de cobre y estaño llegaron a puntos tan lejanos como España; las armas de bronce, el aceite de oliva y los vinos constituían sus productos de exportación. La civilización cretense o minoica (llamada así por el legendario rey Minos) surgió hacia 266 a. de J.C, y alcanzó su cenit entre 2000 y 1400 a. de .J.C. Las leyendas relativas a Minos y al monstruoso Minotauro, encerrado en su laberinto, impulsaron al arqueólogo británico Arthur Evans a iniciar excavaciones en Knossos en 1899".
Trono real
Habitaciones de la reina Pasifae

El Minotauro:

Monstruo mitológico, mitad ser humano y mitad toro, nacido de los amores de Pasifae (esposa de Minos rey de Creta) y un toro. Poseidón dios de las profundidades del mar había regalado al rey Minos un toro para que lo sacrificara en su honor, pero Minos al verlo tan bello prefirió sacrificar otro toro. Al descubrir el engaño Poseidón le castigó haciendo que su esposa Pasifae, cuyo nombre significa: la que brilla para todos, se enamorara del toro y concibiera al minotauro.  Para esconder semejante vergüenza, Minos ordenó a Dédalo construir un Laberinto, en donde fue encerrado el monstruo. Luego, el propio Dédalo y su hijo Ícaro fueron encerrados en el propio laberinto para que no pudieran revelar el secreto, pero consiguieron escapar gracias al ingenio de Dédalo. Minos exigió a los atenienses como tributo, varios muchachos y muchachas cada siete años, para servir de alimento al monstruo. Teseo, hijo del rey Egeo, se ofreció para dar muerte al Minotauro, y se colocó en el grupo que iba hacia el sacrificio. Una vez en Creta, Teseo recibió la ayuda de Ariadna, hija de Minos y Pasífae, quien se enamoró de él, y le dió un hilo, gracias al cual pudo el héroe encontrar la salida del laberinto.
 Teseo se llevó consigo a la muchacha pero según la tradición más común la abandonó dormida en la isla de Naxos,

Enrico se perdió en el Palacio y creo que se tuvo que quedar a dormir hasta que al otro día el sol le ayudó para salir del laberinto, que es el mismísimo palacio de Knossos.

jueves, 29 de octubre de 2015

La maravillosa Isla de Creta


A Enrico le habían hablado otros ratones de la maravillosa isla de Creta, la isla más grande de Grecia y la quinta en tamaño del mar Mediterráneo y para allí se fue con su cámara. Mojó apenas sus patitas, pero lo que en realidad quería conocer y descubrir era la leyenda del Minotauro.

Las Setas


 
Setas en los jardines de la entrada de las casas. A Enrico le sorprendió ver estas deliciosas setas probablemente aptas para el consumo al lado de la calle. En pocos días habían tomado la forma de sombrilla china. Demuestra que en Manchester suele llover y salir el sol de forma constante. Es un buen momento para irse a una playa y qué mejor que Grecia.