martes, 31 de enero de 2017

Escocia







A Enrico le apetecía conocer Edimburgo, capital de Escocia desde 1437 y sede del gobierno, y se fue para allí con su cámara favorita.
Edimburgo es la segunda ciudad más grande de Escocia tras Glasgow. Tiene una población aproximada de 459.366 habitantes.
Se la suele llamar también Vieja chimenea por la época en que la leña y el carbón eran los combustibles disponibles para calentar las casas.
Enrico aprovechó para fotografiar el castillo, las impresionantes vistas que se ven desde allí, a un nacional tocando la gaita con su ropa típica, El Kilt, y a Bobby el monumento al mejor amigo del hombre. Un perro que tiene su estatua a la entrada del cementerio por haber ido a visitar la tumba de su dueño hasta que murió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada